1.- Lo único necesario para el triunfo del mal es que los hombres buenos no hagan nada (Edmund Burke)

2.- Hay un límite a partir del cual la tolerancia deja de ser virtud (Edmund Burke)

3.- Es más fácil vivir con el odio que perdonar (Montse, GH 17)

sábado, 31 de diciembre de 2016

GH 17 DELUXE Y LA PRINCESA LEIA

    Una vez terminado el concurso, pensando uno de estos días en nosotros y en cómo transcurrió esta extraña y convulsa edición que hemos vivido y comentado con el gesto retorcido, como quién tiene que tragarse un órdago salvamizado a lo grande para comprobar nuestro aguante y la fidelidad inquebrantable que profesamos al formato, imaginé por un momento que me encontraba dentro del confesionario de una casa ya vacía donde reinaba el silencio y ni siquiera quedaban los ecos lejanos del ruido insoportable que se adueñó de sus paredes para torturarnos con saña durante más de tres meses.  Era de noche y sentado en ese sofá de color aguamarina, por donde antes pasaron todos los concursantes de GH 17, intentaba reflexionar rumiando mi desconcierto en la soledad de la penumbra desoladora que me rodeaba mientras buscaba respuestas a todas las preguntas que me había planteado, y pospuesto, desde el día en que empezó la edición a comienzos de septiembre y Mercedes Milá, con lágrimas en los ojos y un ramo de flores en sus manos, dejó el testigo del programa al nuevo presentador. Hacía un par de horas que los operarios se habían marchado tras apurar los cambios y las transformaciones necesarias para recibir con el decorado renovado a los futuros concursantes del próximo GH VIP dentro de poco más de una semana.  Y confuso, igual que el año pasado en estas mismas circunstancias, sentía aquello como una ocupación casi sacrílega que de alguna manera ha mancillado y contaminado, con sus influencias y sinergias indeseables, nuestro GH de siempre estos últimos años. 

    Sé que este GH de los famosetes de medio pelo que se avecina, repleto de personajes en horas bajas y alejados de los laureles de la fama buscando desesperadamente recobrar la gloria perdida, o simplemente ajustar cuentas con ellos mismos y con el mundo superficial y cainita en el que viven instalados, constituye todo un acontecimiento mediático dentro de la línea programática de la cadena. Además, una gran parte de la audiencia espera su emisión como agua de mayo mientras ellos van desvelando a cuentagotas qué supuestas celebridades van a concursar en esta edición.  Para muchos espectadores será, incluso, una forma de resarcirse de la decepción que les supuso GH 17, algo que a mí particularmente no me afecta porque sólo sigo el formato original y reniego de todos los sucedáneos aunque intenten vendérmelos muy atractivos y envueltos con lacitos dorados.  Sin embargo lo que verdaderamente me molesta y me subleva es la nefasta influencia, por ósmosis o lo que sea, que tienen todos estos subproductos en nuestro concurso, aunque entiendo perfectamente que muchos espectadores disfruten y se diviertan con ellos por encima incluso del Gran hermano de siempre. 
   En realidad tenía la intención de hacer un análisis exhaustivo a modo de epílogo final, que se va a quedar a medias, sobre las causas que nos han llevado hasta este punto de indignación y hartazgo con el programa, sobre todo porque durante las veintinueve entradas que contando con ésta le he dedicado a la edición en el blog, unas dos semanales como acostumbro, y conociéndome, me he mordido la lengua más que nunca y he hecho enormes esfuerzos para dedicar la mayoría del tiempo a hablar solamente de los concursantes evitando la vena crítica que me asalta todos los años y que a menudo me hace perder la perspectiva de lo que realmente me interesa: el concurso en sí y lo que pasa en la casa.   

   Nos lo han puesto muy difícil, en primer lugar con la decisión de elegir como presentador a Jorge Javier Vázquez, el estandarte omnipresente en todos los subproductos televisivos tipo “sálvames” marca de la casa.  Como no pretendo incidir demasiado en el rechazo prácticamente absoluto que me produce su forma de actuar dirigiendo el programa, uno de los lastres fundamentales de la edición por el mensaje claro que nos ha querido transmitir la cadena sobre cuál es su idea de lo que pretende que sea a partir de ahora el concurso con su presencia al mando de las galas, sólo apuntar que a los pocos días de comenzar GH 17 ya estaba echando de menos incluso a la peor Milá, aquella presentadora desmotivada, errática y parcial de las últimas ediciones. Jorge Javier se pensó que esto era pan comido teniendo en cuenta su expediente previo de domador de fieras televisivas, y no acabó de entender, hasta que fue demasiado tarde, que la audiencia del GH original es mucho más rica y diversa que en los otros programas que presentaba y muchísimos de nosotros no estamos dispuestos a comulgar con ruedas de molino sin más a costa de lo que sea y de forma acrítica.

    Aunque no es algo de ahora, porque viene de lejos, otro de los aspectos que ha superado este año todos los límites imaginables de nuestra paciencia ha sido la descarada y falsa doble moral que han intentando vendernos como si fuéramos unos recién llegados a este negocio.  He sido muy crítico con las formas y la deriva bronca de esta edición por obra y gracia de varios concursantes que han entendido que los gritos, los insultos y la agresividad manifiesta eran la mejor manera de avanzar en el concurso y de ganarse a la audiencia, la forma natural de superar el miedo cerval a ser calificados como "muebles" a descartar si no daban guerra, en el peor sentido de la palabra, desde el primer minuto. Unas conductas, en muchos casos sobreactuadas y premeditadas, que eran  premiadas de forma contradictoria por la audiencia para desesperación de algunos concursantes, y para muchos de nosotros como espectadores. 

    Como hemos dicho en varias ocasiones a lo largo de estos meses la editorial y el guión del programa han tenido una gran responsabilidad en esta situación, sino la que más, porque han alimentado a conciencia el conflicto de forma artificial azuzando el enfrentamiento entre los concursantes por todos los medios posibles (club, contraclub, alegatos, contralegatos, micrófonos abiertos para escuchar las reacciones del público en el plató, las cajas salvavidas, las tres putas llamadas de diferencia, los cambios de criterio en los juegos etc.) con la evidente intención de subir los niveles pobres de audiencia que se estaban cosechando este año. Después, cuando los límites de la convivencia reventaban hechos pedazos y se llegaba a niveles de enemistad y agresividad preocupantes, la dirección del programa montaba con ellos sucesivas terapias, castigos colectivos disciplinarios que acababan pagando los más inocentes o discursos repletos de moralina hipócrita de cara a la galería para lavarse la manos como Pilatos ante el cariz que llegaron a alcanzar las fricciones dentro de la casa en no pocas ocasiones.
    Tal como comentamos en su momento, desde la dichosa editorial del programa se jugó toda la edición a ejercer de pirómano irresponsable para incendiar primero la convivencia entre los concursantes buscando retroalimentar y avivar continuamente sus disputas, para ejercer luego de bombero salvador intentando apagar las llamas devastadoras que ellos mismos habían propiciado.   En fin, poco más que decir, todo un despropósito de grandes proporciones si sumamos además el descarado apoyo logístico ofrecido a cualquier tipo de carpeta amorosa que surgiese entre los concursantes.  Como decía en el título de una de primeras entradas del blog en septiembre se buscó y se animó desde el programa, en una actitud mamporrera que causaba vergüenza ajena, a conseguir la fórmula perfecta: la cuadratura de los triángulos. Una deriva carpetera que condicionó de forma significativa más que nunca, creo, el desarrollo del concurso.

    Decía Prudent en un comentario genial de una de las últimas entradas del blog muy acertadamente que GH Deluxe se había tragado por completo a nuestro GH, igual que una boa enorme traga y devora su presa y la va digiriendo lentamente durante semanas o meses, en este caso durante años, alimentándose de toda su energía hasta que acaba regurgitando lo queda de ella: una piltrafa nauseabunda y grimosa, un amasijo de huesos y pelos irreconocibles que no se parecen en nada al original.  Más o menos lo que ha pasado este año con Gran Hermano, que ha tenido que amoldarse definitivamente al papel secundario que le han asignado al concurso dentro de la rueda de programas salvamizados y entrelazados por medio de un sistema ponzoñoso de vasos comunicantes, que como un monstruo mediático e insaciable devora todo lo que toca dentro de la cadena amiga, especialmente en los últimos tiempos.  

    Gran Hermano es una criatura delicada y compleja que llevaba muchos años sufriendo embates furiosos desde el exterior, pero los golpes más brutales provienen sobre todo desde dentro mismo del programa a través de cambios traumáticos que ya avisaban de su probable declive, hasta el punto de que nosotros mismos, un tanto apocalípticos y melodramáticos, habíamos pronosticado más de una vez su desaparición segura para la edición siguiente.  En esta ocasión, por fin, GH ha claudicado y se ha dejado arrastrar por "el lado oscuro de la fuerza" bajo la férula implacable de Jorge Javier Vázquez, convertido en una especie de Darht Vader de circunstancias. Sólo unos pocos rebeldes perdidos por las galaxias de internet y refugiados en algunos planetas libres del sistema intentamos resistirnos ante un poder tan descomunal y arrollador.

   Perdido en medio de estos pensamientos sombríos, y sumido todavía en la confusión, me entero de que "el lado oscuro de la fuerza" también se ha llevado a Carrie Fisher a los sesenta años. La actriz, que siempre será la princesa Leia en nuestros corazones, nos abandonó justo a esa edad en que muchas mujeres son por fin dueñas de sí mismas y de su destino para quedar instalada en el imaginario de toda una generación de adolescentes cinéfilos que asistimos asombrados desde las salas oscuras de aquellos cines antiguos al nacimiento de un mito y de un icono.  Sólo espero que "la fuerza la acompañe" en su viaje rumbo a la eternidad dentro del Halcón Milenario hasta esa "galaxia muy muy lejana" pero tan próxima al territorio de los sueños que siempre compartiremos con ella y sus compañeros de travesía intentando recuperar el imperio en peligro. Y deseo también que "la fuerza nos acompañe" a nosotros en este año tan complicado que nos espera en el mundo real, y por supuesto en Gran Hermano, para resistir como ella hasta las últimas consecuencias.

Forastero marulo

17 comentarios:

  1. El año está a punto de terminar y sólo quería dar las gracias a todos los que me habéis acompañado otra edición más comentando mis entradas o simplemente leyendo el blog.

    Un fuerte abrazo y feliz año 2017 :-)

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bien lo cuentas!, poco o nada que añadir pues me siento en tí representada... tan solo y si se me permite, soñar en volver a contar con nuestro Gh en donde las risas, llantos, indecisiones y decisiones, encuentros y desencuentros... sean única y exclusivamente cosas de los participantes, que generosos ellos nos dan aun cuando a veces no llevan el propósito. Y puestos a pedir, pues un conductor en condiciones, en donde dé el sitio debido a cada cual, incluído a sí mismo. Gh es un programa para degustarlo, no se puede vivirlo de oídas, hay que entregarse a él y comprometerse con él. Seamos generosos todos.

    Día 2, y el 2017 ya empieza a rodar... :-)

    ResponderEliminar
  3. Prudent, puestos a pedir me apunto a todas y cada una de tus peticiones. Ni más ni menos. Y prometo solemnemente continuar desde esta casa como todos estos años con mi militancia llena de compromiso con un programa que, sinceramente, creo que hace tiempo no nos merece. Y no es soberbia.

    Día 8: El año ya está con su marcha imparable. Como siempre. Las fiestas se terminaron y los reyes ya han regresado dejando lo que han podido y lo que no han podido, sobre todo unos quilos de más...Y ahora toca cumplir esas promesas que hicimos en año nuevo después de las uvas y los deseos :-).

    ResponderEliminar
  4. FELIZ AÑO por aquíiiii!!!! BESOS campeón de campeones!!! que este año podamos seguir leyendonos, y por miles más.


    PRUDENT todo lo mejor para ti. por bonica y prudente tolrato.

    ResponderEliminar
  5. Ácrata seguro que sí nos leeremos, y por aquí seguiremos en la trinchera esperando lo que nos trae el 2017 debajo del brazo con GH. Así que feliz año desde este salón y también allí por tu jardín del comentado. Que por cierto y nunca mejor dicho, ya veo que os habéis metido de lleno en el otro "jardín", el de los vips. ¡¡Que san Vasile os coja confesadas y que lo disfrutéis!! :-)))

    ResponderEliminar
  6. feliz año nuevo forastero y prudent :))
    prudent, cuando felicité la navidad no puse nombres que iba así en general para las visitas que solemos venir pero sobre todo para forastero y también para ti :)) ya que te me haces inherente al crónicas marulas por méritos propios, por tu fidelidad y también tus excelentes análisis, pues eso, quería decirte, y nunca es tarde, chicos, mientras no llegue febrero aún tamos a tiempo 00

    forastero, voy a enchufar la cafetera y en un ratico vengo para leer tus dos últimas entradas, estoy segura que desde la distancia se me van a hacer mucho más pensantes que desde la vorágine de su momento, con aquellos cabreos tan a flor de piel, a ver qué conclusiones sacamos casi ya desde el olvido :))

    ResponderEliminar
  7. buenos días forastero:))
    acabo de leer tu entrada anterior y parece que he acertado una última reflexión unos días más tarde :)) jeje pues sí, aquí están los días y la reflexión, que no es tal porque sería una copia exacta de lo que has escrito, con el tiempo olvidado de lo que casi pasó se ve con mucho acierto todo lo que expones, incluso mi rechazo por la naranjita se suavizó por la suerte que ha tenido esta chica con aquellos que le han ayudado a ganar, principalmente rodrigo y sobre todo su madre, con bonitas palabras y apoyándola con más acierto y educación que su madre, me encanta lo que cuentas de las dos parejas, un rodrigo con una personalidad arrolladora que le ha dado todo el valor al alza a aquella choni de la que parece quedar poco y la sombra domesticada (me ha encantado) de la cuchufleta, una sombra muy alargada porque si te das una vuelta por los twitteres verás más domesticados alelados :))

    me he dado una vuelta por los twitters de los cuatro novios por curiosidad y bea tiene 43 miles de seguidores, rodrigo 37, adara 36 y el cuchupol 22, dice mucho también, sobre todo que rodrigo tenga más que adara, con sólo una ojeada por encima se ve una bonita realidad de la pareja ganadora y envidiable, el gesto tan suavizado de beatriz y su felicidad contra la misma máscara rígida de la belleza de mármol y su peluche

    ahora voy a enchufar la cafetera otra vez y vuelvo con café para leer esta entrada, para que veas que soy capaz de cruzar el pasillo dos veces sin interferencias petardas que me distraigan :))

    ResponderEliminar
  8. has hecho una magnífica entrada final y un magnífico análisis del paso de los concursantes por la casa y has cerrado con una imagen perfecta que evoca la emoción y la tensión del instante más importante donde se destapa el resultado de meses y meses de incertidumbre para los que han estado encerrados con sus alegrías y sus miserias, tan pequeñas bea y meritxell delante de esa luna incertidumbre total

    ResponderEliminar
  9. maravillosa

    dices "...me he mordido la lengua más que nunca y he hecho enormes esfuerzos para dedicar la mayoría del tiempo a hablar solamente de los concursantes evitando la vena crítica que me asalta todos los años y que a menudo me hace perder la perspectiva de lo que realmente me interesa: el concurso en sí y lo que pasa en la casa... "

    "... Sólo unos pocos rebeldes perdidos por las galaxias de internet y refugiados en algunos planetas libres del sistema intentamos resistirnos ante un poder tan descomunal y arrollador..."

    de entre todos esos rebeldes que dices sólo tú (bueno, y acrata en versión bolsillo:)) mantienes la magia del primer párrafo, otros se pierden o nos perdemos y sucumben o nos sucumbimos -entremos todos y sálgase la edzmundita- ante los andamios que estorban esa magia etérea y sin truco que vosotros (tú con mérito arrollador y acrata con un mérito express total maravilloso) mostráis :))

    ResponderEliminar
  10. qué digooooooo
    he dicho maravillosa
    quería decir inconclusa
    has visto, mariman, qué pocaaaaaaa prechisióoooonnn
    órdago a lo grande dise 00
    con jorjejá é siempre órdago a lo chiquitín
    mu mal, forastero, mu mal
    jeje
    ahí la lleva mariman :))
    no sé si podrá resistirlo
    me habré pasao 00
    aguanta forastero aguantaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  11. Buenos días....😃

    Toc toc se puede???? Jajaja bueno solo venía porqué he visto por Twitter que se va a estrenar la T3 del ministerio del tiempo,. Me imagino que tu como ministérico lo sabes, pero yo me acabo de enterar ahora mismo.

    Un saludo marulo.

    ResponderEliminar
  12. Ese es el twitt...

    https://twitter.com/formulatv/status/835074294019403777

    ResponderEliminar
  13. Jota hace ya más de dos meses que acabó GH 17 y la reflexión me queda ya muy lejana, y como suele ocurrirme a medida que la distancia en el tiempo es mayor pierdo normalmente cualquier tipo de resquemor que me quedase con los concursantes. No sé cómo les va a las dobles parejas en sus twiters, ni si tienen muchos o pocos seguidores. En general porque son redes sociales que no sigo demasiado pero sobre todo, exceptuando contadas ocasiones, porque sus vidas dejan de interesarme después de que abandonen la casa o se termina el programa. Bueno, a veces me entero de sus vidas porque se publican reseñas y noticias en los periódicos y me encuentro con cosas navegando por internet, o porque cae en mis manos de casualidad alguna de esas revistas de cotilleo y en la portada hablan sobre ellos. En concreto, por ejemplo, me agradó en su momento enterarme de que a Yoli y a Azahara de GH 15 les va bien con los primos, y que incluso han sido madres.

    En fin, que el tiempo dirá hasta que punto todo lo que escribimos sobre cada edición de GH y sus concursantes fue más o menos acertado, en todo caso siempre será nuestra opinión subjetiva sobre ellos y de ese instante tan particular en que nos dieron un tramo de sus vidas con mayor o menor entrega, con más o menos sinceridad pero con todas sus consecuencias para lo bueno y para lo malo.

    Gracias por venir, después de tu último café prometido :-), a comentar estas últimas entradas del blog; y gracias también por tus palabras. Es verdad, a la postre el esfuerzo de morderme los labios y hablar fundamentalmente sólo de ellos, los concursantes y su concurso, mereció la pena como casi siempre. Como sabes, hice muchos esfuerzos por no romper la baraja ante tanto despropósito. Se lo debemos a ellos, que son la carne de cañón necesaria para que esto no pare y siga la caldera de Guadalix funcionando, aunque muchas veces no lo merezcan y nos saquen de quicio. Pero sobre todo nos lo debemos a nosotros mismos, aunque nos lo pongan entre unos y otros tan cuesta arriba y parezca misión imposible seguir en la brecha comentando el concurso sin perder los papeles y mandar todo a tomar viento.

    Oye, cuando hablo de rebeldes refugiados en planetas libres en la galaxia de internet me refiero por supuesto también a todas vosotras e incluyo sin lugar a dudas a “Jkl colaboreisons”; porque si hay un planeta libre y errante donde todo es posible - psicodélico, caótico, multifacético y genial - ese no puede ser otro que tu blog. Por cierto, ya veo que estáis a tope metidas con el GH Vip. De vez en cuando entro a leeros, en tu blog y en de Ácrata, pero estoy totalmente desconectado y no tengo nada que decir (hablo del VIP claro). Sólo el día que metieron a Aida, por aquello de que es una de las nuestras, tuve algún interés, pero al verla dentro de Guadalix con todos los demás famosetes no fui capaz de seguir pendiente del programa ni cinco minutos. Con su participación en otro reality más, y ya no sé cuantos van, de acordé de una entrada – “Nunca me abandones” - que publiqué en el blog sobre los concursantes de GH que repiten una y otra vez en realitys sucesivos hasta perder su alma y su dignidad. No quise seguir viéndola porque preferí recordarla a Aida como el personaje que imaginé en una noche de fados en Lisboa dentro de una de mis historias marulas: “El cielo no puede esperar”.

    ResponderEliminar
  14. Kata, sí, es verdad que están rodando la 3ª temporada del Ministerio del tiempo. Parece que al final se logró gracias a un acuerdo de TV española con Netflix, que ha aportado una parte importante de presupuesto para cada capítulo a cambio del derecho a distribuir la serie en su plataforma en diversos países.

    Espero que gracias a eso mejoren mucho más en la producción y en medios para que luzca más la serie. De todos modos creo que la fecha de emisión está prevista para mayo. Y nunca mejor dicho porque la espero como "agua de mayo". Ojalá no nos decepcione y dé un salto de calidad aún mayor si cabe respecto a las dos anteriores temporadas. :-)

    ResponderEliminar
  15. Por cierto, ahora mismo estoy enganchado con la serie Westworld de la HBO. Muy buena.

    Otra cosa, en una de las entradas anteriores del blog de Jota, leí a Maltissa hablando de "La la land" diciendo que le gustó mucho la película. A mí también. He estado a punto de publicar una entrada sobre ella a los pocos días de su estreno en enero, pero al final se me quedó en el tintero. Estoy en una etapa de vagancia absoluta. Debe ser el síndrome post GH que siempre acaba atacándome duro en algún momento después de cada edición...

    ResponderEliminar
  16. Marulo, me encantaría leer esa entrada. Creo que La la land tiene mucho más trasfondo de lo que parece detrás de la música y las brillantes imágenes. Un no sé qué triste y oscuro, y no lo digo por el agridulce final. Uno se plantea qué es el éxito realmente y qué se considera triunfar en la vida. Salí con la canción metida en la cabeza y con algunas escenas grabadas a fuego. Es de esas pelis que reflejan a la perfección la magia del cine, me hizo feliz.

    ResponderEliminar
  17. Maltissa estoy totalmente de acuerdo contigo. A mí me pasó lo mismo, casi dos meses después no me saco aún hoy las canciones y las melodías de la película de la cabeza, y algunas las tarareo cada dos por tres sin darme cuenta y eso que soy malo para esto de la música (me refiero a cantar claro, porque bailar me encanta aunque ahora desgraciadamente lo haga mucho menos de lo que me gustaría). Y también, como tú, tengo grabadas a fuego muchas escenas, especialmente la del baile de los dos protagonistas mientras cantan “Lovely night dance” en el mirador con el marco de los Ángeles de fondo al anochecer entre otras muchas, y si escribo la entrada ya explicaré el porqué.

    Desde luego que detrás de su aparente sencillez formal y su belleza sublime en todos los aspectos la peli tiene mucho trasfondo, y tal como dices nos interroga directamente sobre el significado del éxito y lo acertado o no de las decisiones que tomamos en nuestras vidas poniendo en una balanza qué hemos ganado y qué hemos perdido y si ha merecido la pena. También nos enseña a aceptar y asumir sus consecuencias con una sonrisa, que si es compartida reconforta el corazón y nos hace mejores a pesar de las punzadas de dolor y la melancolía que nos invaden por lo que pudo ser y no fue.

    No a todo el mundo de mi entorno le entusiasmó “La la land” pero a mí también me hizo feliz y se ha convertido sin lugar a dudas en una de mis películas favoritas de todos los tiempos, pura magia que te reconcilia con la vida.

    ResponderEliminar