1.- Lo único necesario para el triunfo del mal es que los hombres buenos no hagan nada (Edmund Burke)

2.- Hay un límite a partir del cual la tolerancia deja de ser virtud (Edmund Burke)

3.- Es más fácil vivir con el odio que perdonar (Montse, GH 17)

sábado, 10 de diciembre de 2016

UN SALUDO AL SOL

    
    Nunca me entusiasmó demasiado utilizar el término “tibio” para calificar en GH a aquellos concursantes que no suelen mojarse y prefieren quedarse en un segundo plano ante la mayoría de las discusiones o enfrentamientos que se producen en la casa, o que viven agazapados y se esfuman como quién no quiere la cosa en cuanto se monta la bronca aunque les afecte a ellos de algún modo, directa o indirectamente. Comprendo que en algunas ocasiones ignorar las provocaciones intencionadas puede ser la mejor actitud, porque entrar al trapo no conduce en general a nada y al final es peor responder de forma impulsiva que quedarse callado evitando así que la persona que busca desestabilizarte de forma deliberada consiga sus objetivos, pero cuando se trata de injusticias flagrantes que afectan a compañeros que aprecias y no se merecen el ataque gratuito y fuera de lugar que están recibiendo delante de tus narices, me cuesta mucho entender que alguien no se posicione ni dé la cara por ellos. Con frecuencia la mansedumbre, la cobardía o la inacción para evitar el salir perjudicado es la peor opción y significa contravenir la primera de las tres leyes del buen concursante de Gran Hermano; ésas que aparecen expuestas al final de la columna derecha de enlaces del blog en homenaje a las célebres tres leyes de la robótica que formuló en su día Isaac Asimov en sus novelas de ciencia ficción.

    Sin embargo con Alain sí que viene a cuento hablar de tibieza para describir su comportamiento, porque en su caso se trata de un rasgo que ha caracterizado de manera particular su forma de concursar. El francés pretendió ser tan equidistante de todo y respecto a todos los grupos que durante gran parte del programa, excepto en las escasas ocasiones que no le quedó más remedio cuando le salpicaban a él mismo algunos temas, no dio la cara y se inhibió de dar su opinión en público ante situaciones que no le gustaban y en las que tenía normalmente muy clara su postura, sobre todo en aquellos ataques gratuitos de Bárbara y Adara a algunos de sus compañeros con los que se llevaba especialmente bien. Esta actitud de pretender no mojarse más allá de lo estrictamente necesario y como mucho hacerlo con una fingida neutralidad solamente cuando podía afectarle alguna cuestión de refilón ha sido para mí sin ninguna duda el aspecto más negativo de su concurso. Un patrón de comportamiento que continuó hasta que le tocó sufrir a él de manera directa e inequívoca esos ataques directos repletos de gritos e invectivas a su línea de flotación cuando estaba nominado, esas faltas de respeto de las que tanto ha hablado y que tanto le molestan cuando no le quedaba más remedio que bajar al barro para enfangarse aunque lo hiciese siempre con calculada “delicadeza” y un cierto estilo procurando no perder jamás las formas. 

    En definitiva, el “savoir faire” de los franceses que dirían algunos, algo muy de agradecer teniendo en cuenta el percal y el nivel griterío que ha dominado la casa durante estos meses pero que no le sirvió de nada para librarse a la postre de acabar engullido por la dinámica infernal del programa convirtiéndose en un simple peón decorativo como veremos dentro de un tablero suicida y dominado por potentes damas que han sido siempre las protagonistas de GH 17, y lo siguen siendo si exceptuamos a Miguel, tanto dentro como fuera de la casa. Y ojo, porque hablo siempre desde la perspectiva de un programa que en el fondo no es más que un reality show donde la convivencia significa a menudo implicarse y arriesgarse si se quiere ganar, algo que se puede hacer perfectamente, creo yo, sin faltar el respeto a los demás y sin perder las formas porque una cosa no quita la otra.  Cuestión diferente es que el objetivo de un concursante consista en durar simplemente lo máximo posible en el programa, como reconoció el francés durante la entrevista. La típica excusa que utilizan todos los que se quedan a las puertas de la soñada final.
    Nada, que alguna razón tenía ése que presenta cuando le planteó este asunto en el plató. Otro tema fue la forma tan tendenciosa de hacerlo a través de esa especie de acoso y derribo que practicó de “tiro al francés” durante casi toda la entrevista para que entrase por el aro de unas ideas demasiado prejuiciadas respecto a Alain cuando éste no le contestaba a lo qué él quería ni cómo quería que lo hiciese, sobre todo en el tema de su relación con Meritxell, más interesado por el morbo de saber lo que pasó debajo de las sábanas en las tres ocasiones en que cedió a la tentación de su entrepierna sabiendo que aquello no daría para más y le traería problemas con toda seguridad conociendo a la catalana, cuando lo más lógico hubiera sido insistir más precisamente en esto último, para que explicase a la audiencia las razones de no haber cortado con más contundencia cualquier acercamiento de ella dejándole claro sus verdaderas intenciones.  Ahí Alain reaccionó con rapidez y ante la encerrona que le tendió el que presenta dando a entender que Meri había confesado en la casa a algunos compañeros que bajo las sábanas hubo algo más que besos, visiblemente irritado le contestó que explique ella lo que pasó en realidad el día que salga de la casa. Alain volvió a sacar su vocablo preferido - el respeto - y calló la boca al presentador pero se fue de rositas sin la posibilidad de entrar a fondo en el tema, para comprobar la sinceridad de sus intenciones en toda esta opereta en la que al final se reflejó sólo su papel de víctima propiciatoria, hasta el punto de que gran parte de la audiencia después de asistir a la incombustible y machacona insistencia de la catalana intentando tener algo con él a todas horas acabó aplaudiendo a rabiar la liberación de sus cadenas “meritxélicas” gracias a su expulsión como el menos votado de los cinco que quedaban, aunque eso significase la imposibilidad de optar a ganar el maletín.
    Insatisfecho todavía ése que presenta, pero encantado con la entrevista tan dura que creía estar haciendo al expulsado, tanto que ni siquiera le dejaba contestar a las preguntas que el mismo le planteaba, continuó con su machaque en el asunto de su enfrentamiento con Adara, y sobre todo con Bárbara. Una actitud excesivamente beligerante que no pasó desapercibida para nadie cuando fue precisamente ayer el día que eligió para nombrar por primera vez al Gato Encerrado y su blog de la cadena, sacando incluso alguna de sus sentencias sobre el concursante expulsado para intentar desmontarlo en vivo y directo.  El caso es que el presentador se perdió en disquisiciones secundarias sobre si la alicantina lo trató de mueble o de zapato  en vez de profundizar más sobre las causas de su concurso tan “manso”, cuando era evidente que el francés en muchas ocasiones se mordía la lengua intentando quedar bien con tirios y troyanos, e intentaba aislarse del mundo ejecutando una repetitiva tabla gimnástica a diario mientras exhibía su torso desnudo y perfectamente esculpido para el disfrute femenino y migueliano de la casa, o se despachaba por las mañanas con su famoso saludo al sol, una contorsión muy zen y estudiada a modo de flexión pendular con reminiscencias coitales para mayor entusiasmo si cabe del personal.  Al final Alain volvió a desmontar el intento del que presenta de desacreditarlo por salvar el culo a Bárbara, cuando vino a decirle que sobraba la discusión y que no había diferencia entre llamarlo zapato o mueble, y que lo realmente significativo era que ellas tramaban ir a por él en las nominaciones y punto; algo que le molestó sobremanera teniendo en cuenta su fría estrategia de mantener su equidistancia, explicando que él tenía una relación aceptable con Bárbara y no le había dado la espalda cuando toda la casa estaba en contra de la bloguera.

    Tristemente el concurso del francés para lo bueno y para lo malo estará siempre supeditado a Meritxell, una chica caprichosa y bastante brasas a la que casi dobla en edad, y en concreto al error garrafal, por egoísmo y pura vanidad, de dejarse arrastrar y envolver en esa relación tan adolescente y temeraria para cometer, no una sino tres veces, un error de libro cuando jamás sintió nada por ella por mucho que intentase justificar cierta ofuscación de sus sentimientos en aquellos tres días. Y se trata de una equivocación no tanto por dejarse llevar por la tentación, que hasta podría entenderse, como por no saber cortar la situación a tiempo con la contundencia suficiente para dejar claro a Meri que no quería nada con ella.  Es evidente que a él le ponían infinitamente más Simona, y sobre todo Rebeca o incluso Clara, pero se llevó dejar por lo fácil y no supo manejar las implicaciones emocionales de un enamoramiento tan irracional de la catalana que en su ceguera creía ver señales inequívocas de que no andaba muy desencaminada en cualquier gesto, mirada o palabra atenta hacia ella por parte de su objeto amado. Y cuando era evidente que Alain la rechazaba, en alguna de sus múltiples discusiones que al final se acabaron desarrollando al nivel desquiciante y reiterativo que marcaba siempre Meri, ella llegaba incluso a recriminarle con todas las consecuencias a modo de chantaje emocional que él sabía que no podía contar todo porque le caería la cara de vergüenza. En fin, todo un disparate sin demasiado sentido que constituye el marco fundamental del concurso para los dos y donde ella ha salido mejor librada.

    Con todo, también creo que es de justicia destacar que el francés se ha ganado el cariño de la gran mayoría de sus compañeros, hasta el punto de que todos los expulsados se acercaron en masa a abrazarlo y a mostrarle su afecto cuando la puerta de GH se abrió para recibirlo en el plató. Incluso Adara se acercó a saludarlo con frialdad. Eso es algo incuestionable que dice mucho de este concursante, pero siempre me quedará la duda que me asalta con personas como él que rinden un culto excesivo a su cuerpo y a su imagen física. Esa necesidad casi enfermiza de gustar en exceso. Ese punto de narcisismo entremezclado con una deriva guay y zen de la vida a los treinta y ocho años de un tipo tan perfecto y que gusta tanto al sexo opuesto pero que es incapaz de sentar cabeza. No soy quien para valorar estas cosas y no tengo por qué cuestionar sus palabras de presentación que volvió a repetir al que presenta durante la entrevista cuando dijo que venía al programa dispuesto a todo e incluso a enamorarse.  El problema es que especuló demasiado y se encontró con Meri, que tendrá sólo veinte años pero de la vida sabe un rato, y ella se convirtió por gusto o a la fuerza en el centro de su mundo dentro del programa. En definitiva que su concurso fue un saludo al sol, muy estético y bonito de mirar pero prescindible.
   Ya tocará hablar en su momento de Meri, y de analizar si detrás de su antojo y empecinamiento por Alain no se esconde también el principal argumento de su concurso para mantenerse en la casa después de comprobar como una vez tras otra es salvada coincidiendo en las nominaciones con otras compañeras que todo el mundo daba por favoritas y fuertes dentro de la casa.  La realidad es que no tiene ni idea de lo que se está cociendo fuera en los platós, ni tampoco se imagina que para un sector importante de la audiencia frustrada por la expulsión de Adara la semana pasada ella representa el rastro de su sombra y su memoria; de manera que una parte importante de los que están votándola en positivo no es en concreto por su concurso, porque estoy seguro de que muchos de ellos aborrecen su espíritu veleta y no la soportan ni apoyan sus matrimoniadas insufribles e imaginarias con el francés. En realidad su guerra es otra y sólo están pendientes de su enfrentamiento a cara de perro con Miguel, porque en su figura se concentra el deseo de venganza de los seguidores de la azafata y Bárbara para alcanzar una victoria pírrica contra los verdugos de su favorita. Ese ejército carpetero de naranjitas que unidas a los seguidores de Clara, de Miguel y la mayoría de los expulsados dejaron fuera de combate a Adara.

    Con el francés fuera ya sólo nos queda por determinar cómo conseguirá el programa animar este tramo final del concurso tan extraño después de ver en el plató a concursantes como Clara, que sería una maravillosa finalista con esa mezcla tan explosiva y atrayente que da la franqueza salvaje que muestra sin tapujos con la más exquisita ternura cuando se emociona hasta las lágrimas ante los sentimientos a flor de piel de sus amigos. Por lo que nos contaron durante la gala, la dirección del programa pretende persistir en la idea de las terapias colectivas subiendo el próximo jueves a todos los concursantes expulsados a Guadalix para saldar cuentas pendientes con los cuatro pobres diablos que quedan en la casa. Resumiendo, que todo puede acabar en un verdadero aquelarre prenavideño por insistir otra vez en uno de los males que contaminó precisamente la convivencia en la casa todos estos meses. No aprenderán de los errores cometidos, pero como no están en esta recta final aquellos concursantes que los mandamases se esperaban, no quieren dejar los índices de audiencia en manos de las broncas chorras de campanillas que puedan darse entre Meri y Miguel, o lo que es peor, pendientes del morbo carpetero que despierte ante la audiencia esa relación almibarada bajo el cielo invernal y estrellado de Guadalix entre el caballero tatuado madrileño y la vagabunda chonipija, la más lista de todos con diferencia a pesar de su patente incultura, y que se dibuja en el horizonte como favorita incontestable para llevarse el maletín este año.  Pero ya hablaremos del tema porque el que más y el que menos está que "alucinoflipa con la waka" y es todo muy "hardcore". Nada, que tenemos que ir acostumbrándonos al nuevo lenguaje choni que nos espera de cara a la final. Yo, por si acaso, voy entrenando que no quiero que me coja el toro por los cuernos.
Forastero marulo

21 comentarios:

  1. Forastero marulo...

    Pero que bien escribes madre!!!!!!!aunque disienta con el francés, a mí no me gusta nada, al principio bueno, está bueno que duda cabe, pero tanta perfección me aburre, y además no me lo creo. Estoy de acuerdo 👍 en que este chico solo se mira su ombligo, en lo demás y lo sabes disiento en varias cosas, pero desde luego convences; eres genial escribiendo.

    Estoy impaciente por leer 📖 lo que vas a escribir sobre Naranjita o chonipija, ahí si estoy de acuerdo contigo, aunque inculta todo lo que tiene ha sido la más lista con diferencia, va a llevarse el maletín, a no ser que los seguidores de Adara y Bárbara hagan ganadora a Meritxell, pero lo dudo.

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Salió Alain (lo que se estimaba más probable) y con él uno de los llamados "tibios" como bien dices, y como bien dices también no sé a que es debido demonizarles tanto, si lo que hacen es hacer su concurso a su manera, o de esa manera; claro que hacer mutis una y otra vez ante cualquier situación sin adquirir compromiso alguno por más se deba, no nos dice mucho a favor del susodicho; pero se debe?, realmente es condición de concursante meterse en todos los ajos?. Para mí, y sin juzgar, prefiero, y digo prefiero, a gente que se compromete con sus compañeros y fijan posición, pero bueno, solo es preferencia. Y en base a esto es que entiendo la salida de Alain, por más que le hubiera querido en la terna final, y es que entre su escaqueo en las disputas y discusiones y los desmanes de una veleta insoportable y egoísta y otra egoísta y en ocasiones traidora por cobardía, me quedo claramente con quien, no habiendo perdido de vista nunca el concurso, adoptó siempre un pose pasivo.

    Marulo, entiendo más, y lo "llevo mejor" que callara ante las provocaciones se le hacían a él, apreciando que es una buena táctica esa desatención, que cuando miraba para otra parte en situaciones en que se atacaba al grupo. Recuerdo ocasiones que ocurrían en la mesa en donde se daban enfrentamientos y se trataba de dirimir las reclamaciones que unos y otros hacían buscando comportamientos válidos para el total del grupo y él siempre callado, cuando, y dicho por él en varias ocasiones, necesitaba comer mucho. Se chillaba, sí, se iba de madre las más de las veces y por los más, sí, pero se trataba de exponer todos los diferentes puntos de vistas, quejas, propuestas e intenciones y había quienes no chillaban ni se alteraban al punto de perder formas... y él callaba, porque por contra a otros compañeros, él en esa clase de fotos no quería estar, porque ya se sabe, no se sale bonito.
    Es el concurso que quiso llevar, y ese proceder ha sido lo que le ha hecho salir ahora y quedarse anteriormente. La casa te compromete siempre, si tú no te comprometes con la casa...

    De todas formas, yo le agradezco sus buenas formas, porque este año me ha pasado lo que nunca desde Gh6, y es que llegaron a estresarme, al punto de necesitar desconectar, con tanto grito, con esas discusiones salidas de la nada y siempre provocadas...

    En su entrevista me gustó, no se amilanó ante ese que presenta por más este le achuchara al punto de pretender llevarle por el camino que quería, y se escaqueó siempre de preguntas que señalaban situaciones comprometidas. Por cierto, ese que presenta, una vez más no supo estar a la altura y se distinguó por hacer lo que más y mejor sabe, hablar él solo, preguntar y no dejar responder, respondiendo él. En ocasiones parecía Alain fuera un convidado de piedra asistiendo a un juicio de valor se le hacía... cuando le dejaba responder, al no obtener la respuesta pretendida se pasaba a por otra pregunta, una, dos, tres... y así todo el rato. Por eso, más que por otra cosa, es por la que salió bien parado el jueves, por incompetencia de ese que presenta, que no hace más que mirarse propio ombligo.

    A estas alturas, sé más de lo que opina JJV que las opiniones de los propios concursantes ¡manda wuebs! como decía el otro.

    Y ahora?, pues más de lo mismo, provocación, con eso de llevar a los expulsados a la casa a enfrentarse con los de dentro, eso, provocación para este final de edición, vamos! más de lo mismo, tal cual lleva pasando desde el principio.. poca fe tienen en que la propia casa y el concurso en sí, son suficientes para hacer que se mueva el personal.

    Un apunte tan solo, bueno dos, Bárbara no estuvo en la gala, y según he sabido sí en Sálvame... uhmmmm!

    Segundo apunte, Clara no me gusta en plató, por más se comporte de acuerdo a como es, saltando por todo aquello ella cree es injusto, por más haga defensa de sus amistades... su comportamiento en plató, metiéndose aun cuando no se refieren a ella... Saber estar le llaman??

    ResponderEliminar
  3. Hola Marulo!
    Pues sí, Alain resultó ser un tibio. Tampoco a mí me gusta este término, ni tampoco el de mueble, que se usa siempre con demasiada ligereza con aquellos a los que no les gusta exhibirse desde un principio ni montar un pollo cada dos por tres. Pero tengo que admitir que esperaba más de Alain, porque además creo que podía haberlo dado. Hay concursantes que solo tienen un registro y si les sacas de ahi se quedan en nada y hay otros más discretos que no osbstante tienen una personalidad más interesante. Esperaba que Alain fuera de estos, hubo un momento en que pensé que era cuestión de tiempo que despegara pero finalmente no ha ocurrido. Lo que más me ha gustado de él es su relación con Clara, la simpatía y el cariño que se tienen me parece muy de verdad. Por su relación con los demás compañeros no pongo la mano en el fuego.

    También he pensado alguna vez que Alain entró en gh con una idea un poco equivocada de lo que es el concurso hoy en día. Igual el hecho de ser extrangero influye, en ocasiones me daba la sensación de que no entendía bien lo que le decían y por eso mismo entender la dinámica de este programa y todas sus implicaciones quizá le resultase más difícil. Todo eso que solía decir de la convivencia, de llevarse todos bien, o más bien aparentarlo, de hacer las tareas... suena muy anticuado, como de las primeras ediciones. Por eso digo que igual no se informó bien de qué iba la cosa y en general creo que él estaba convencido de estar haciendo las cosas muy bien. De hecho, hace unos días cuando le preguntaron en una fiesta qué cambiaría de su concurso él contestó "un error", jijiji, creo que se lo dijo a la propia Meri. Ese error le traía a a mal traer, como un tachón en su inmaculada trayectoria. Qué pena que conviertiera ese tema en un tabú, que yo sepa no lo habló con nadie abiertamente, ni en el confe. De lo que no se habla no existe, debió pensar. Ese fue su error y no lo otro.

    ResponderEliminar
  4. Yo sigo prefiriendo que gane Miguel aunque no le veo ya posibilidades, pero estos últimos días he llegado a la conclusión de que prefiero a Bea antes que a Meri, y eso que Bea ha sido la que peor me ha caído siempre. Es verdad que es la más lista, desde luego que sí. Inculta es evidente que también, ella misma dijo que no ha leído un libro en su vida, pero cuando habla con Meri, bueno, y con otros, me da la sensación de que les da mil vueltas en muchas cosas. Me parece mucho más llamativa la incultura de Meri que está estudiando, y el hecho de que siendo tan tonta se considere a sí misma tan lista, que no lo digo yo, lo dice ella cada dos por tres. En cambio Bea es más discreta en ese sentido, conoce sus limitaciones, y en sentido común y sensatez gana de lejos a Meri. Lástima que luego sea tan odiosa.

    ResponderEliminar
  5. Maltissa tenía que comentarte unas cuantas cosas de la entrada anterior, pero vamos a lo actual. En lo básico estoy de acuerdo contigo y creo que si alguien de los que queda debería ganar ése es Miguel. Está muy complicado pero su concurso ha tenido de todo y con él es difícil aburrirse. Además ha hecho algo muy arriesgado antes de entrar en GH enseñándonos sus cartas desde el principio, una baza muy peligrosa en nuestras manos a la hora de juzgarlo porque podemos constatar todas sus contradicciones y falsedades.

    Es una persona demasiado artificial, complicada e histriónica para mi gusto, que me gusta la gente natural, directa y sensible, que no es incompatible con tener profundidad. Mi paisano es un peliculero ególatra y acomplejado que vivía a la vez en varios mundos paralelos escondido detrás de una capa superficial de falsedad pero es inteligente, empático emocionalmente y posee una gran capacidad de adaptación. En el fondo es un encantador de serpientes que usa la palabra y la ilusión engañosa como su mejor arma para caigas en sus redes y la verdad, se ha dejado la piel en el programa. Algo de lo que muchos no pueden presumir. Además se ha llevado muy bien con Clara, su mejor amiga, una de las concursantes - con Montse - que me han gustado más en esta edición, así que le doy el beneficio de la duda aunque desde la distancia como concursante deje mucho que desear en muchos aspectos.

    Está claro que Miguel tiene pocas opciones de ganar, y tampoco me importa demasiado quién se lleve el maletín de los cuatro que quedan, pero nunca se sabe las vueltas que puede dar la cosa. Lo de la naranjita es otra historia, todo lo que tiene de ignorante (culturalmente hablando) lo tiene de lista. Además sabe cómo funciona el programa mejor que nadie. Ella y su madre son catedráticas en GH. Cometió un error cuando salió expulsada al mes de empezar el concurso por la chulería de querer enfrentarse a Adara después de ser su mejor amiga. Gracias a la suerte, o a lo que sea, de poder volver al concurso por tener la vida en la caja que le regaló Montse, aprendió la lección y desde entonces no da un paso en falso. El ejemplo más palmario para mí de que sabe cómo jugar, o simplemente porque lo siente así, fue el cariño con que acompañó a Meri en su dolor en la gala del jueves. Supongo que lo hizo de corazón pero gracias a esa empatía con la catalana, fingida o no, evita que ella quede aislada e incomprendida, algo muy peligroso de cara a la final.

    Bea tiene cincuenta mil defectos y no es santo de mi devoción, pero tiene una cualidad que me gusta mucho en ella, y es que no va vendiendo dramas ni anda lloriqueando por las esquinas a la menor de cambio. Así que si no gana Miguel, si hay que elegir la prefiero a ella.

    ResponderEliminar
  6. Hablando ya del francés, a mí también me decepcionó mucho porque esperaba bastante más de él. Probablemente gran parte del problema sea como tú dices, y que no haya entendido muy bien de qué va la cosa esta de GH, y más en España, y que la convivencia en términos de ser currante, colaborador y poco follonero aquí no cuenta una mierda. Pero sí que ha tenido tiempo suficiente para darse cuenta de qué va la cosa cuando siempre se salvaban las que más gritaban y las más polémicas. Él, que de tonto no tiene un pelo gabacho, bien que procuró siempre tender puentes hacia Adara y sobre todo hacia Bárbara cuando era muy consciente que iban a machete contra compañeras con las que se llevaba bien. Luego cuando le tocó a él coincidir nominado con ellas dos probó de la misma medicina, pero ya era demasiado tarde.

    Tampoco tengo muy claro el tema de su comportamiento con Meri, y eso que la pantera me tiene hasta la coronilla y su actitud resulta a menudo insufrible, caprichosa y cargante, pero tengo mis dudas de que él no se aprovechase de la oportunidad que le brindó la catalana bajo las sábanas cuando siempre tuvo muy claro que no quería nada con ella. Cuando se juega con fuego uno debe asumir que puede quemarse. Ese error que no comentó era público y notorio, todos lo comentaron en vivo y en directo y él sabía que Meri lo soltó por la casa, por eso pretendió que el error quedase sepultado bajo las sábanas. Pero hay ciertas cosas que llegado un punto es peor ocultarlas que contarlas :-)

    ResponderEliminar
  7. Kata gracias, bueno no creas que soy tan benévolo con Alain, más bien creo que es al contrario y le doy bastante caña. Eso sí, a mi manera. A lo mejor no me he explicado bien en la entrada pero lo que quería decir es que el francés no me gusta como concursante en general por las cosas que digo, pero sí que agradezco que no entrase al trapo de las broncas y los gritos exagerados que ha habido este año sobre todo entre ellas. Además, lo dejo entrever, aunque se haya ganado a la mayoría de sus compañeros en los momentos importantes se lavó las manos e intentó estar en misa y repicando hasta el punto de dudar de la sinceridad de sus intenciones. Creo que ya es muy duro, más que los insultos y descalificaciones gratuitas que se leen de los concursantes, sobre todo en twiter, decir de alguien que su concurso fue simplemente un mero objeto decorativo.

    Al lado de Meri él aparenta la "víctima propiciatoria" de una chica persistente y cansina pero podría verse también como el típico lobo depredador que va con la piel de cordero cazando al descuido lo que caiga. En cualquier caso, y por la razón que sea, la audiencia la ha salvado a ella.

    ResponderEliminar
  8. Quiero llorar!!!! Esta tarde a hora temprana expuse mi comentario correspondiente a tu nueva entrada y me ponia que se había publicado; yo no lo veía pero pensé que más tarde se haría visible... pero no!, todo lo que escribí para la basura... en fin! Exponerlo ahora me da pereza, y seguro que se me olvidaría un tanto... trataré de simplificar la idea.

    Alain la salida esperada, tibio?, sí, pero prefiero su concurso a la de otros que no han hecho más que llevar los gritos por bandera, eso y que propiciaban desencuentros buscados y casi siempre provocando. Alain quiso concursar de forma tranquila, sin señalarse en exceso, más al contrario...

    Me gustó su entrevista porque dejó en evidencia, más si cabe, el mal hacer de ese que pregunta, quien como recurso único para entrevistar es el de preguntar y contestar él mismo sin pararse a esperar respuesta, sobre todo si esta no le satisface y va en dirección opuesta a lo que él marca.
    Yo, le quería, y desde hace tiempo ya, en la terna final, sobre todo si lo enfrento a esas dos chicas, una egoísta, traidora en ocasiones por cobarde, y otra más egoísta aún, veleta y que no sabe lo que es la fidelidad, además de caprichosa, vagueta, egoísta lo he dicho ya?...

    Dos apuntes finales, Bárbara no estuvo en la gala pero sí en el Deluxe, uhmmmm!!!
    Segundo apunte, Clara pierde en plató, mucho; sé que actúa de forma impulsiva y natural de acuerdo a como es ella, pero pierde las formas y no solo porque le provocan... saber estar???, quién??

    Veremos si esta leve referencia a lo que pienso a raíz de la gala pasada, acaba por ver la luz.

    ResponderEliminar
  9. Prudent , se me ha quedado la respuesta a tu comentario de la entrada de la semana pasada, y además estuvo por medio el debate del domingo que lo pude ver tres días después y sí, aparte de estar también contento por la expulsión de Adara (ya no voy a entrar en manipulaciones y sorpassos porque este año lo de las votaciones y lo de los porcentajes en plena gala roza lo escandaloso) se confirmó de sobra que no estábamos equivocados con lo que habíamos opinado de la alicantina. Sigue siendo la misma, creo que aún peor fuera que dentro de la casa. Y sí, ése que presenta le bailó el agua a Bárbara y mucho, y le dejó que se moviese por el plató con la libertad y la soltura que no le permitió a nadie. Pero bueno tal como tu vaticinabas, muy acertadamente en tu comentario, la estaban promocionando para subirla a los circos de los platós por esas cosas de la audiencia.

    Tanto es así que hoy me acabo de enterar que le hicieron una entrevista en el Sálvame Deluxe: http://www.telecinco.es/salvamedeluxe/2016/Barbara-aclara-polemica-nombre-invencion_2_2289555022.html

    ResponderEliminar
  10. Prudent, acabo de darme cuenta de tu comentario y nos hemos cruzado :-)

    Tenías razón, Bárbara ya empezó su carrera por los platós. No me extrañaría nada que la llevaran al GH Vip, o al próximo supervivientes. Esto puede ser el comienzo de una gran amistad

    ResponderEliminar
  11. Prudent acabo de rescatar tu comentario. Estaba en el Spam y acabo de comprobar que no tenía nada tóxico. Todo lo contrario :-)

    Por cierto estoy prácticamente de acuerdo con todo lo que dices, menos en lo de que estuviese en la final con las otras dos. Para eso, prefiero a Miguel con todos lo peros como le explico a Maltissa.

    Respecto a lo de Clara, me duele darte la razón, pero es verdad, le cuesta saber estar en el plató. De todos momentos entre esas salidas de tono tiene momentos magníficos, y aún así me sigue gustando. Siempre le perdió la boca y las formas. ¡Una pena!.

    ResponderEliminar
  12. Bien!, por lo que pudiste leerlo, digo :-)

    Me debí expresar muy mal para que te hiceras una idea contraria a la que pretendía, pues yo no quiero, no quisiera de ninguna de las maneras que las dos chicas llegaran a la final. Ya en tu anterior entrada dejaba dicho que por querer, quiero a Miguel ganando, y junto a él hubiera querido a Alain y Rodri (no quedaban opciones ya); ahora ya esa apuesta no es posible y al menos una de dos llega (probablemente las dos), pero de ahí a quererlas yo...

    ResponderEliminar
  13. Jota, ya me he puesto al día con tus últimas entradas (la del colador y lo que sale del huevo) y tengo que pasarme por Colaboreisons a comentaros un par de cosas con tranquilidad. Hablando de los comentarios que me dejaste en la entrada anterior, quería decirte que este año me está costando mucho seguir este tramo final del concurso por muchas razones y además tengo muy pocas ganas de entrar a fondo con la que han montado los madamases con el concurso este año, con la elección de ése que presenta y que han puesto al mando de la nave, y por los mil tejemanejes interesados y escandalosos que nos han metido con calzador. Lo digo porque si me pongo al tema, que me conozco, no acabo de hablar de los concursantes y de lo que pasa en la casa, que es lo que me interesa, y para lo que queda prefiero dedicar el tiempo a ellos aunque me dé un poco igual quién gane el concurso a estas alturas. Bueno, por preferir también prefiero a Miguel, como Maltissa y Prudent, y también como Ácrata, pero sin echar cohetes.

    Respecto a lo de las tres puñeteras llamadas del día de la expulsión de Clara, está clarísimo que con esa diferencia tan ridícula se queda siempre aquella de las dos que quiere la organización para lo suyo, cualquier otra interpretación significa tomarnos el pelo y por tontos que ya llevamos muchos años siguiendo GH y ya nos las sabemos todas. Lo más triste es que ha llegado un punto en que ya casi me da igual cuáles son las espurias intenciones del programa, y de ése que presenta, el cobardico como dices que nos contó todo de espaldas (genial el vídeo de tu entrada), ya hablaré al final de la edición, que será el día que vuelva a pronunciar su nombre y ya me despacharé a gusto. También le diré las cosas de UNA en UNA e incluso temgo ya tengo el título reservado y todo en una entrada en borrador totalmente en blanco por si me da por soltarme y decir todo lo que me llevo aguantando. Pero lo que te dije, si me animo eso será después de la maletín y de la última entrada dedicada a los concursantes :-)

    ResponderEliminar
  14. Prudent, acabado el coñazo del debate de hoy con los premios Debate de oro a las mismas chorradas de todos los años, he releído tu primer comentario, ése que se fue al spam, y quería decirte que me gustó mucho una frase que dejaste con final abierto y acabada con puntos suspensivos referida a Alain que me parece una gran verdad en Gran Hermano y viene perfecta para entender, como dices, porqué el francés está fuera de la casa y no podía ser ganador del concurso aunque su actitud le sirviese para aguantar hasta este momento: “La casa te compromete siempre y si no tú no te comprometes con la casa…”.

    Esa es la clave para cualquier concursante: el compromiso con la casa, con el concurso y con tus compañeros aunque te equivoques. Es necesario precisar en qué consiste el compromiso pero sin él, sin mojarse, sin vivirlo todo a tope y sin dejarse la piel emocionalmente en GH un concursante puede sobrevivir un tiempo pero jamás ganarlo. Yo también agradezco las formas de Alain pero no es suficiente, porque a veces se hace más daño por omisión, ejerciendo de mero espectador de lo que pasa a tu alrededor, que implicándose aunque a veces se pueda fallar algo en las formas. Sinceramente, con todo prefiero a Rodrigo. Y también sacaría a Meri de la final.

    Nada, que estuve siguiendo de refilón el debate y lo de Adara no tiene remedio. Sigue con la misma actitud insoportable fuera que dentro de la casa, y Pol parece un muñeco irrelevante a su lado. Va de tan diva que ha chocado con las otras divas colaboradoras, en especial con la tal Ilenia, la musa de las chonis de España. Otra que tal baila. En fin, que me he acordado de lo que decías de esta edición, que has llegado a desconectar por el estrés que te producía tanto grito y tanta bronca. Lo mismo me ha pasado a mí esta noche, que he cerrado micrófonos del debate en el plató y me he ido al directo con los cuatro que quedan. Así que ya ves, el mal rollo de la casa también se ha trasladado más que nunca al plató y me temo que esto seguirá hasta el final. Habrá que preparar tapones para los oídos el jueves que viene con el invento ese de que los suben a ajustar cuentas :-)

    ResponderEliminar
  15. Prudent, queda claro que no te gustan las chicas :) a mí tampoco, diría que a nadie en realidad jajaja pero bueno, hay que elegir entre lo malo.

    Ayer vi el debate pero llegó un momento en que quité el volumen a la tele. No sé que pasó con Ylenia, solo la vi salir del plató y todos con cara de circunstancias, pero ya nada me extraña. El ambiente de los debates es infumable, de los colaboradores me espero cualquier cosa pero me da pena que los concursantes sigan esa estela y se traten sin respeto ninguno.

    Bueno, lo que venía a comentar es que cuando quité el volumen aproveché para ver el último periscope de Pepe Herrero (qué pesado es, qué pesado) y me quedé alucinada porque dice que los concursantes de esta edición cobran 700 euros al mes. 700 euros! Me parece una vergüenza. 700 euros por exponerse durante tres meses, 24 horas al día. Como dice Pepe, que quiten a los colaboradores inútilesque y con lo que se ahorren que paguen un sueldo digno a los concursantes, que son los que dan contenidos y los que generan todo. Y luego aun nos quejamos de que no se esfuerzan y pedimos fuegos artificiales. No se me olvida el día que el súper dijo a Meri que no habían ido allí a dormir. Tenía que haberle contestado: si quieres que me levante súbeme el sueldo, no te jode. De verdad que me parece vergonzoso.

    Del resto del periscope, bueno, les propone unas cuantas ideas, con esa humildad que le caracteriza jeje que más bien parece que está hablando de los juegos del hambre "dadles un millón de euros y que se maten entre ellos", viene a decir. Pero desde luego tiene razón cuando les pide un poco de imaginación a la hora de innovar. Coño, que no debe ser tan complicado, buenos profesionales, una tormenta de ideas y algo saldrá. Algo mejor que lo que hacen ahora.

    ResponderEliminar
  16. Holitas!

    Sí, me salió una buena frase, pienso (no tengo abuela, jajaja), pero además creo, entiendo es así, la casa te compromete, y Alain no quiso ese compromiso NUNCA durante todo el tiempo pasó; quizás porque nunca perdió de vista la vida tras el muro, quizás porque el devenir de la casa le hizo tensarse y hasta dormir con un ojo abierto (esos gritos continuos), no sé pero jugando en la casa no jugó con la casa.

    Yo sí vi el debate, y vi a esa Adara tan activa ella, oye, una cosa... y también vi a un Paul que ese sigue igualito que en la casa, por momentos me daba la impresión de saberle sometido a su chica: ¡ese no levanta la voz por si le cae bronca y más que bronca!, lastimita me da!!.
    Ayer mucho mejor Clara, no?, más en su sitio, o será porque ahí, son muchos los que quieren rubricar y no destacaba tanto (a dios, gracias porque telita algun@s colaboradores).

    maltissa lo que pasó con Ilenia fue ni más ni menos que arremetía constantemente contra Adara hasta que por fin dijo que su familia, la de Adara, había llamado "zorras" a Lydia y a ella y que ni la Alcayde ni el chiquito que defiende siempre a Adara las defendieron. Vamos que, puso en un compromiso a dos compañeros, y con esas salió del plató. La Alcayde dijo no haberse enterado, el otro también y Lydia dijo que no quería hablar del te ma pero que alguien del plató a quien ella considera bien se lo hizo saber... vamos que, en la trastienda se lía tanto como en los abiertos del directo.
    A tí te dan pena, maltissa, los concursantes digo, a mí no, a estas alturas ya no, pero sigo sorprendiéndome viéndoles con esos comportamientos toda vez ya no están en la casa. Es como si alguien les lavara el cerebro y les indicaran que "el todo vale" es hacerlo bien. Han trasladado esa forma de hacer en la casa a la calle y además a algunos hasta se les ve cómodos( ni siquiera pensarán que es un peaje han de pagar para hablar de tú a tú a esos que comparten plató con ellos Pero claro, si el que dirige todo les deja hacer, amén que ven en esos que admiran y con quienes quieren llegar a codearse tienen mismos comportamientos...
    Me pregunto cuantos de ellos se pararán a pensar que sus comportamientos dejan mucho que desear, alguno se sentirá avergonzado??
    No logro entender porqué Gh ha llegado a esto, a mostrar sin el menor pudor esas formas, esas faltas de respeto de unos a otros; y me refiero a GH en plató, que no en la casa, que aunque, para mí recriminable (lo siento, por mí primordialmente porque no me ofrecen otra cosa y esta forma de interactuar me asquea cuando es única forma de caminar por el reality), entiendo que los que entran tienen "derecho" a llevar su concurso como quieran, luego ya se les valorará por su hacer, pero en los platós? desde cuando no está mal visto el no saber guardar la compostura y comportarse con un mínimo de decoro y respeto por quien tienes como oponente?, porque lo hacen mal y se les deja cuando no se les alienta y hasta incita... de locos! Y ojo!, no soy de las que los quiere calladitos y sin dar respuesta, pero esto ya rebasa todo. Y me viene a la cabeza que "Sálvame" se ha tragado por completo a GH.

    maltissa, 700 euros al mes?, no serán a la semana?, porque de ser eso cierto, no sé ni como calificar a unos y otros; bueno sí, a los participantes sí, hambrientos de fama o notoriedad, ganas de meterse en la tela como sea, sin medir ni medirse, pero los dueños de Gh... a esos no sé ponerles calificativo que se ajuste a lo que pienso.

    ResponderEliminar
  17. :-)) Prudent, sigues sembrada con tus frases. Me he reído muchísimo – hay que tomárselo con humor por no llorar – con eso de que “Sálvame se ha tragado por completo a Gran Hermano”. No se podía decir mejor. Que sepas que me la apunto para esa entrada de la que le hablé a Jota para cuando acabe el concurso y decida, si es que me quedan ganas, para despacharme a conciencia con ése que presenta y con todos los gerifaltes del programa que han parido esta edición tan desafortunada y bronca.

    Oye y lo de Pol tal cual lo dices, porque un poco de pena sí que da, el verlo allí sentado al lado de su cuchufleta, ese luchador tan genéticamente dotado y perfecto pendiente todo el rato de lo que ella decía, como acogotado a su rebufo y bajo su mando. Su madre tenía parte de razón cuando dijo lo que dijo en el plató y que prefería a Miguel para su hijo antes que a la azafata. Ahora tiene que tragarse sus palabras porque Pol bebe los vientos por Adara y lo peor de todo es que se está mimetizando con ella y pierde los papeles con mucha facilidad. No es ni medio normal la actitud que tomó en el debate gritando como un desaforado, creo que fue contra Ilenia, intentando emular a Adara. El chico ya no daba mucho de sí como concursante pero si sigue al lado de ella no será más que un mero apéndice insignificante de ella como ya dije.
    La movida que se montó en el plató, muy lamentable también, con la azafata moviéndose como pez en el agua entre Ilenias, Lidias, frigentis y demás tropa de colaboradores, como si ése fuese su elemento natural de siempre.

    Nada Prudent que me acabo de dar cuenta de que ya estamos a 13 de diciembre, el día de Santa Lucía y de tu cumpleaños: ¡Muchas felicidades y disfruta al máximo de este día!. Ah y que Santa Lucía, además de conservarnos la vista, nos permita siempre ver con claridad todas las cosas, que el mundo está muy confuso :-) 

    ResponderEliminar
  18. Maltissa eso de los 700 euros al mes me parece muy poco como sueldo para los concursantes de GH 17. He pensado lo mismo que Prudent ¿no serán a la semana?. Si es cierto “aluciflipo” como dice la chonija. Tal como dices me parece un escándalo que les paguen tan poco con todo lo que arriesgan. Muchos ex concursantes cuentan que luego, dependiendo de su profesión previa a entrar en GH, con bastante frecuencia les dan con la puerta en las narices a la hora de buscar trabajo. La marca GH se convierte incluso un estigma para ellos. La verdad, no les arriendo la ganancia a los concursantes si es cierto lo que cuenta Pepe Herrero en su persicope, porque entrar en GH para casi todos, salvo excepciones, e incluso ganando el maletín, es muy mal negocio.

    ResponderEliminar
  19. Felicidades Prudent trece y martes Buen Día para cumplir, pasaras un buen año

    ResponderEliminar
  20. Felicidades Prudent! Que pases un buen día :)
    Pues chicos, Pepe Herrero asegura que es al mes. De hecho le hacen esa pregunta y contesta "no no, no es a la semana". Supongo que si lo afirma es porque lo sabe. También dice que en su edición ganaban al día primero 80 euros y luego 90. Y eso que por entonces seguían haciendo tele al salir mucho tiempo, entonces les compensaba. Así que ahora como dice Prudent o están todos ávidos de fama o no se entiende.

    Gracias por la explicación sobre lo de Ylenia. Esta ya se sabe que es un personaje, aparte de que a mí me parece que la muchacha no está bien y me da pena también. Igual tiene miedo de que Adara le quite la silla, porque vale eh. Tiene esa forma de decir las cosas, riéndose cuando arremete contra alguien y de elevar la voz repitiendo sus frases hasta que consigue quedarse hablando sola sin escuchar al contrario. Vamos, como todo colaborador que se precie.

    ResponderEliminar
  21. Gracias! muchas, de verdad.

    Me sorprendí al encontrar la felicitación... buena memoria :-)
    Lo dicho, gracias!

    ResponderEliminar