1.- Lo único necesario para el triunfo del mal es que los hombres buenos no hagan nada (Edmund Burke)

2.- Hay un límite a partir del cual la tolerancia deja de ser virtud (Edmund Burke)

3.- Es más fácil vivir con el odio que perdonar (Montse, GH 17)

jueves, 24 de noviembre de 2016

DE PERDIDOS AL RÍO


    Desde GH 14, cuando expulsaron injustamente a Argi, la verdadera ganadora moral como concursante para muchos de nosotros de aquella edición tan nefasta de la que medio dimití prácticamente al principio por primera vez desde que tengo blog para comentar este programa tan cabrón y joputa, no me había sentido tan poco implicado a estas alturas del concurso. Lo que no quiere decir, aunque parezca un contrasentido, que no esté interesado con lo que pasa en la casa con esos concursantes tan previsibles y encorsetados como vulgares marionetas de un escenario de opereta cuya partitura ya conocemos. No sé, es difícil de explicar esa sensación con el programa de que contigo ni sin ti tienen mis males remedio.  El hastío de contemplar un espectáculo con la amarga certeza de que no se podía esperar otra cosa desde que empezó todo en septiembre con “ése que presenta” al mando de la nave.  

    Estoy convencido, como dije al principio de la edición, de que sobre el papel el grupo de concursantes de GH 17 no era un mal casting. En todo caso ni mejor ni peor que en otras ediciones. Algo que sigo pensando ahora después de despedir el jueves pasado a Clara, la última concursante que sin ser una maravilla constituía la única esperanza de vivir un tramo final de concurso diferente al "replay" diario y semanal que nos espera hasta que el último contrincante imaginario de la divina Adara, cautivo y desarmado, abandone la casa derrotado antes que ella. Pero ya habrá tiempo de analizar al final las causas de haber llegado a esta situación y qué responsabilidad ha tenido la editorial del programa en todo este desaguisado según mi punto de vista.

    La realidad es que desgraciadamente se impone el remake repetido una y otra vez con Adara, antes acompañada de Bárbara y ahora con Meritxell de escudera, de procurar el conflicto constante con sus compañeros por cuestiones en general insignificantes y peregrinas para volver al bucle cansino del enfrentamiento agrio y sobreactuado que es capaz de exasperar al más pintado.  El problema es que a estas alturas del concurso la idea de un supuesto grupo mayoritario que acorrala y hace la vida imposible a una pobre muchacha incomprendida por culpa de la envidia, la maldad o el puro resentimiento ha calado injustamente en el imaginario subjetivo y colectivo de esta edición. Algo que lamentablemente ya no tiene remedio, sobre todo cuando se perdió la última batalla para que el decorado fuese diferente. Una realidad que por otra parte creo que no ha existido jamás, al menos como yo lo entiendo, pero que pervive enquistada como un mantra indiscutible en la imaginación de ellas dos, sobre todo de la azafata, y en las mentes de unos seguidores que necesitan esquemas y constructos disparatados para sostener los argumentos a favor de su defendida y en contra de todos los demás como un conjunto despreciable y mezquino. Es decir lo de siempre, unas reglas que todos conocemos y que hemos vivido en varias ocasiones a ambos lados de la trinchera. Por ahí nada que objetar.
    Lo más lamentable es que el resto de concursantes deambulan por la casa de Guadalix aferrados a la dinámica de su propio concurso torpe e insuficiente para ilusionarnos, e incapaces además de desprenderse y liberarse de la maligna influencia del laberinto en el que se han metido por la estrategia que ha tejido Adara a lo largo de estos meses.  Y vuelven a caer una y otra vez en el bucle interminable que retroalimenta el mito de una concursante que más allá de esta situación, que tiene mucho de ficticia e impostada, no sería prácticamente nada. O sería simplemente una concursante que me hubiese gustado ver en otras circunstancias fuera de ese pedestal en que se ha colocado por encima del bien y del mal. La mejor Adara que he visto en muy contadas ocasiones y que seguramente si siguiese por otros derroteros que le presupongo sólo a veces, cuando baja la guardia del guión establecido, podría estar a la altura de la final y tal vez me hubiese ganado.

    Siguiendo con el resto de concursantes, sólo ratificarme que Bea y Rodrigo, solos o como pareja no me entusiasman, más bien todo lo contrario. Pensando en ellos, creo que en las últimas ediciones de GH no se ha vivido una historia de amor tan sincera y bonita como la que protagonizaron en GH 15 la bella Azahara y Juanma, el primo alto de las barbas, que progresó a su ritmo maduro y lento ante nuestros ojos por mucho que los dos lo negasen, entre Tarifa y Nueva York, hasta el punto de renunciar cada uno a su concurso para ganarse ellos mismos como pareja. La mejor victoria de todas aunque nos tomasen el pelo a nosotros. Había más verdad en sus miradas y en sus conversaciones a media voz que en todas las horas sin cámaras de la historia de GH, y ya no digamos en todos los desahogos salvajes y desaforados bajo las sábanas a los que hemos asistido en vivo y en directo. Tal vez sea cierto que la naranjita y el madrileño estén enamorados pero la realidad es que su relación no me transmite, ni me emociona ni me interesa más allá de la curiosidad y el hastío de una carpeta al uso, con sus peculiaridades y también sus buenos momentos, que no todo es negativo, de las muchas que hemos vivido en el programa.  
   Quizás se pueda rascar algo más debajo de lo insustancial y pueril que me resulta todo entre ellos (sólo superado por la relación entre Adara y Pol) y analizar la relación entre dos personas aparentemente tan diferentes y de mundos prácticamente opuestos pero tengo que admitir que los dos, tanto formando pareja como por separado, no me gustan en absoluto como concursantes. Ni más ni menos que Adara, pero respecto a ellos ya sólo me queda especular sobre cuál de los dos se irá antes, o si sólo uno o los dos juntos estarán en la final con la azafata para felicitarla cuando se lleve el maletín delante de sus narices.  Por eso, supongo, y porque Rodrigo, que será muchas cosas pero tonto no es y sabe perfectamente cómo funciona el programa, de perdidos al río y han pedido la hora sin cámaras para quemar quizás el último cartucho que les quedaba. O por el prurito ridículo de formar parte del cuadro de honor, un tanto dudoso, de todas las parejas que han probado la experiencia en la historia del programa.  El currículum siempre tiene su importancia, dicen, y no hay porque renunciar a colgarse una medalla semejante, algo de lo que no podrá presumir Pol por ejemplo, ni la misma Adara. En algo le habrán ganado. Un triste consuelo.
   También Miguel, quemando ya sus últimas posibilidades, se ha rapado el pelo a cero, igual que Rodrigo, lo que da una sensación de estar ante dos proscritos encerrados en ese laberinto adárico del que hablaba antes. Una forma de representar subliminalmente la cárcel y la condena que les espera de aquí a la final. El modelo se ha proclamado libre, redimido de su esclavitud pilosa y estética, y por fin nos ha estampado toda su verdad proclamada en una especie de ritual catártico, casi místico, al grito de ¡¡Soy libre!!.  El auténtico Miguel despojado de todas las cadenas mentales que nos había vendido, justo ahora que se aproxima el momento de dejarse de artificios porque muy pronto tendrá que encontrarse en el plató para dar explicaciones de todo su concurso desde la franqueza bajo la mezcla atronadora de abucheos y aplausos. La hora de reducir todos los migueles que pueblan su mente llena de complejos e inseguridades, solapándose unos a otros, para convertirse en uno solo ante toda España El definitivo supongo. En cualquier caso me gusta mucho más este nuevo Miguel, supuestamente más natural y libre, al menos estéticamente.
    Del bucle entre Alain y Meritxell, por hartazgo, no tengo demasiadas ganas de hablar, simplemente decir que el francés, algo increíble a sus años, ha perdido mucha credibilidad dejándose arrastrar con mucha torpeza y bastantes dosis de egoísmo en la maraña emocional y sexual que ha tejido con la pantera catalana. Una trampa previsible donde se han quedado atrapados los dos, cada uno a su manera. Ella, a su vez, en este último tramo del concurso se ha puesto a rebufo de la azafata consumando el último giro de su veleta imprevisible. 

   Y Simona, bueno, la rumana de las pestañas enormes como abanicos de los Cárpatos le ha venido de cine a la editorial para animar un poco el cotarro, y para dar alimento a una nueva trama triangular con Alain y Meri. Para su desgracia también se ha perdido en el laberinto de Adara, igual que los demás, y su única forma de escapar del suplicio que para decirlo todo se buscó con ganas, será su expulsión dentro de unas horas.  Ahora mismo, mientras termino de redactar la entrada la chica acaba también de sumarse a la moda del rape y se ha cortado en mechón frontal del pelo, animada y jaleada por Bea y ante el estupor de sus compañeros presentes durante la supuesta hazaña; igual que otra condenada más preparándose para el juicio sumarísmo ante el universo adárico que le espera este jueves en el plató. Y no hay más.

Forastero marulo

4 comentarios:

  1. qué acertada maltissa con adara cuando calla porque está como ausente
    como el año pasado con sofía la bella
    bueno, forastero, me encanta leerte :))
    a diferencia de todo el mundo, algo sobre lo que finalmente no he escrito, creo que se masca la tragedia en este gh, creo que la naranjita en lo que queda de concurso pueda llevarse el maletín bajo el manto protector de los mandamases y como apaño de imagen lavatoria para dar de narices a todos los que piensan, que no somos muchos sino todos, que esto lo va a ganar adara

    para mí será terrible
    le he cogido cariño a adara
    he conseguido entenderla
    y le veo esa realidad que quienes le defienden nos cuentan
    quien no merece ganar de ninguna de las maneras es esa cría que va de imitadora de ylenia y cuyo lema es traicionar sistemáticamente cada vez que puede a todo aquel que se le cruza en el concurso, es la razón por la que clara se nos mostró tan desagradable o exagerada muchas veces y a su vez es quien debía haber asumido todas las descargas que más provocaba en ella contra el resto de la casa, el gran mal de clara y mira por donde, ahora por primera vez me aquí contándote me recuerda mucho los aired que lleva a los del pequeño dictadorzuelo con esos aires de poderío sobre los demás

    te lo digo ahora, mañana en la gala veremos cómo se desarrollan o mejor, nos desarrollan las tramas

    siempre he tenido como mayor incentivo el ver el tramo final donde daba por hecho que bárbara vendería a adara de alguna manera para tratar de arrebatarle la posibilidad de llevarse el maletín

    ahora, cada vez que lo veo más cerca de la naranjita, que dicen estrategia del programa, pero cuya estrategia puede ir más allá de una simple apariencia, espero, con la pareja de la carpeta cada vez más insufribles entre ellos, que ese aspecto de tipo que a la chita callando va moviendo ficha camino a la victoria se crezca finalmente para dar un jaque a la reina choni de alguna manera, sería estúpido mantenerse en un segundo plano cuando si algo hay seguro en este concurso es que de las parejas siempre sale vencedora la novia igual que lucen siempre más en las bodas que ellos

    igual que pienso que pol es un buen chaval que seguramente a estas alturas dentro del concurso estaría perdidametne enamorado de su cuchufleta, pienso que rodrigo cada día le cuesta más mantener una admiración imprescindible para engrandecer los enamoramientos de los inicios que es lo que lleva a perdurar en las eternidades del saber querer, así que estoy esperando que mueva ficha para desbancar a su amada y tratar de lucir por sí solo en la inminente recta final

    va a ser un imposible... o no :)) recién vueltos ayer de su hora de cámaras volaban las puyitas más que los encandilamientos y él le dijo a su naranjita descarada que sería mejor que saliera ella primero...... descuadrada y con la tontería se miraban estupefactos

    miguel ya va derrapado perdido sin pelos y a lo loco
    espero de rodrigo que se invente algo para dejar a su enamorada por debajo de sus méritos
    y de adara espero que no se difumine en el tiempo que queda
    mañana le toca ánimos de su familia, realmente está muy tocada y los necesita
    la pena va a ser que la madre de bea le va a bajar los humos a su niñata lo que le va a volver a favorecer, y mucho, cara a una final donde empieza ya a ir tan de sobraba que resulta difícil de digerirla y vuelta otra vez a los mundos de los inicios donde es muy fácil ir de buenas formas con el encanto, desde luego, le ha tocado un concurso realmente privilegiado, ha disfrutado más que nadie de las ventajas del club y domina como nadie el arte de engañar contra las nominaciones

    edzmundita te picotea tó entero 00
    un besico :))

    ResponderEliminar
  2. Jota, no veo ninguna tragedia ni temor alguno a que gane esto la naranjita, simplemente lo veo muy improbable. No tiene nada que hacer salvo que la favorita, Adara, cometa algún error de libro, y no caerá esa breva, y entonces pueda ganar cualquiera de los que pase por allí, es decir el que esté a su lado en la final para recoger los frutos, como ocurrió con Judit en GH 9. Sinceramente, creo que tienen más probabilidades si llegase el caso de estar ahí por si suena la flauta, Miguel, Meri y si me apuras incluso Alain. Creo que Bea genera demasiado rechazo en una parte importante de la audiencia

    Con sinceridad, a estas alturas me da un poco igual quién se lleve esto, tanto me da ya que sea quien la editorial decida, que según entiendo la elegida es la azafata, como si se lo lleva cualquier otro, salvo Simona claro, que se va esta noche. Te lo digo porque la oportunidad de que ganase otro se esfumó con Clara y esto tiene ya poco misterio. Fíjate, sólo vería alguna pequeña posibilidad, y depende de cómo evolucionen las cosas durante el poco tiempo que queda, si llegan juntos a la final Miguel, Meri y Adara. No tengo base alguna para argumentar esto pero sólo así y teniendo en cuenta que en la final se vota en positivo, todos los votos contrarios a la azafata podrían concentrarse en aupar a Miguel, el tercero en discordia, ya que Meri podría robar algún voto que sería para Adara sin no estuviera ella. Pero vamos, que la cosa queda aún lejos y más después de esta noche cuando vuelvan salvadas las dos como Zipi y Zape, y a ver quién les tose. La cosa se volverá a lo de siempre y el eterno bucle crecerá hasta hacerse insoportable.

    :-) Ya veo que te has convertido definitivamente a la fe del universo adárico. Bueno, sólo felicitarte casi de antemano porque esto tiene pocas dudas, y hablo de su victoria, sobre todo teniendo en cuenta que poco a poco se van sumando cada vez más y más gente, hablo de blogs y twiters, para apostar por ella. Yo no lo veo. Pero bueno es lo que tiene GH que cada uno lo ve desde su perspectiva y sin disentir todo esto sería muy aburrido.

    En lo de la pareja y la hora sin cámaras totalmente de acuerdo, lo digo en la entrada. Pero te digo una cosa, era más lamentable la carpeta poldárica que lo de estos dos. Donde va a parar. Al menos estos se besan con más xeito y estilo que los rechupeteos aquellos entre la azafata y el genéticamente perfecto.

    Por consolarme y motivarme, ahora mismo lo único que llama un poco la atención es comprobar la inteligencia de Miguel a la hora de abordar este último tramo del concurso, en su nueva libertad proclamada urbi et orbe, sabiendo cómo está el percal en la casa. Quién sabe, a lo mejor nos sorprende después de tanta mentira. De los demás no espero nada.

    ¡Qué disfrutes de la gala!

    ResponderEliminar
  3. Es verdad que la situación que se nos vende del grupo mayoritario en contra de la pobre o pobres inocentes es totalmente ficticia. Pero hay que ver como ha calado en la audiencia. Yo misma algunos días que entro en twitter a primera hora para ver que ha pasado esa noche me espeluzno con algunos comentarios y me echo a temblar pensando que ahora sí, algo gordo ha pasado y se han traspasado todas las barreras. La gente habla de bullying y de todo tipo de maldades con una facilidad pasmosa. Y a veces me lo creo. Menos mal que luego voy a leer a Tomás y compruebo que la cosa sigue igual, la misma comedieta de siempre. Claro que no hay más que ver a los supuestos malos de la historia, animalicos. Me parto cuando veo que los ponen de ogros y maltratadores poco menos que indignos de vivir en este mundo.

    La realidad es mucho más simple y aburrida. No hay ninguna guerra, todos se han acomodado en su papel y van decididos a mantenerlo hasta el final. Un día de estos estaban Adara y Meri en pleno bucle de victimismo (que odio esta palabra de tanto escucharla, pero todos recurren a ello en algún momento) y Adara se quejaba de que ella llevaba así desde el principio, aguantando de todo. Y Meri, que se empeña en desarrollar cualquier minucia hasta el infinito, le pedía que le contara cosas, que como antes no estaban juntas pues no se había enterado. Que te hicieron? preguntaba, y Adara solo sabía responder "de todo tía, de todo". Finalmente se agarró a lo de Miguel, que Miguel era de los que más daño le había hecho, "tía, cuando me decía que no le gustaba Pol... dejándome de loca..." Y Meri insistía en saber qué más le había hecho jajaja, pero Adara por más que se estrujó la neurona no encontró ninguna otra afrenta "de todo tía, de todo". Y de ahí no salió.

    Esto da una idea de lo pobre que es el guión que llevan. En realidad no tienen nada unos en contra de otros, ni capacidad para inventar algo siquiera. Porque si ese es todo el problema entre Adara y Miguel ya me diréis si no lo podían tener olvidado a estas alturas. Pero claro, luego a ver qué venden. Pongo el ejemplo de ellos dos, pero vale para los demás también.

    A mí me produce rechazo infinito la relación de Bea y Rodri. Intento recordar a Pol y Adara juntos y rememorar aquellos besos desapasionados, la cara de ella a su lado en la cama mirando hacia arriba como pensando si al techo le vendría bien una mano de pintura. Aquellos intercambios de palabras vacías con que empezaron a martirizarnos al volver ella del apartamento "te amo tanto, y yo a ti más...", y me digo que era peor aquella carpeta. Pero claro, tuvieron la suerte de que echaran a Pol muy a tiempo. Ella se libró de horas sin cámaras y de tener que ir más lejos, y eso la ha beneficiado. Él está fuera hablando bien de ella y asegurando que está enamoradísimo y nos vamos olvidando del asquito que daban juntos. Y mira que yo pensaba que era un error garrafal liarse tan pronto en la casa, creo que eso no lo pensaron ellos y a la larga se hubieran arrepentido. La suerte, insisto, es que lo echaron a él sorpresivamente. En cambio Rodri no midió bien los tiempos, y ahora se encuentra en esta relación que cada día que pasa resulta menos creible. Decimos de Alain con Meri, que también él aquí lo tiene jodido, pero lo de Rodri no es moco de pavo jajaja. A ver como montan los videos de la hora sin cámaras para la gala, mucho se lo tienen que currar. Yo creo que a su lado Kiko Hernández y Patricia eran pura pasión.

    ResponderEliminar
  4. Maltissa me parto contigo, lo cuentas de maravilla, mostrando lo absurdo y desmesurado de cómo pintan el asunto, que sería para escacharrarse de risa si no fuese porque algunos se lo toman muy a pecho. En fin. Ahora mismo estaba viendo en el directo esperando juntos en el sofá que comenzase la gala, todos felices y echando unas risas de muy buen rollo. Meri está que se sale de exultante, no sé que le habrán dado de cenar a la pantera, y la que se muestra más ceniza y cariacontecida es Adara. Ahí no se ve a nadie excluido ni apartado. Lo mismo que esta pasada madrugada cuando la locatis de Simona decidió cortarse el mechón del pelo y estaban todos ahí asistiendo al espectáculo echando unas risas y dando su opinión a favor o en contra del rape rumano que al final la chica acabó perpetrando ante el regocijo de todos. Y allí participando activamente estaban Meri y Adara. ¿Estamos locos o qué?. Porque hablar de bullying, como bien dices, son palabras mayores y ahí en esa casa si rascas se queda todo en agua de borrajas pero de todo lo que hablan en plan tremendista desde los “internetes” nada de nada. En todo caso sería al revés, porque hay que tener mucho aguante y contar todos los días hasta mil para aguantar tanta tontería y tanta acusación cansina y sin fundamento por parte de Adara, principalmente, o para soportar sin perder los nervios los brotes de Meri cuando coge sus berrinches. No niego que pueda haber sus envidias o pequeñas agarradas y escaramuzas, propias de una convivencia tan larga e intensa pero de ahí a todo los demás hay un mundo.

    Rodri, es verdad, lo comentamos cuando el concursante número 17 lo mandó junto a Bea al picadero Contraclub, entendió que si quería durar en el invento tenía que mojarse en su relación con ella. Su estrategia fue atrasar lo máximo posible cada paso, para no apurar el tema pero al final la cosa cayó por su propio peso si no quería que la naranjita rompiese el juego y acabase mosqueada. Ahora es consciente de que todavía queda demasiado tiempo y se le hace interminable. Y ella que será todo lo choni que se quiera no las tiene todas consigo y no hace más que preguntarle a todas horas por lo que siente por ella y por cómo ve la relación entre los dos. El la torea como puede, me da la impresión, aunque tampoco puedo decir con toda seguridad que no sienta algo por ella. Cualquiera sabe con esta gente tan joven. Desde luego no va a tener la suerte ninguno de los dos, de momento, de quedarse sin el otro, como le paso a Adara al quedarse sin Pol, para sumar puntos en su candidatura a la final.

    ResponderEliminar